whatsapp

¿Cómo una empresa textil puede practicar la sostenibilidad en el Perú?

16 de agosto de 2022

La sostenibilidad se ha convertido en una tendencia que ha revolucionado el sector empresarial, especialmente, en la industria textil. Como se recuerda, la producción de esta actividad económica demanda un gran consumo de energía y agua, por lo que resulta adecuado adoptar estrategias en favor del cuidado del medio ambiente. Conoce más sobre este concepto y qué prácticas responsables pueden realizar estos negocios.

¿Qué es la sostenibilidad?

En el ámbito empresarial se refiere a la capacidad que tiene una organización para llevar a cabo acciones considerando factores del medio ambiente y la sociedad, asegurando así la continuidad de su negocio en el mercado. De esta manera, al demostrar un compromiso con la comunidad y el planeta, se promueve una gestión responsable por parte de la empresa con su entorno y las generaciones futuras.

De acuerdo con Joaquín Otero, gerente general de Texcope, el objetivo mundial es ser Carbono Neutral para el año 2050, alineados con el acuerdo de París y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con base en los lineamientos emitidos por el planteamiento del Parlamento Europeo, que indica que lo más saludable consiste en no emitir más dióxido de carbono del que pueden absorber, de forma natural, los bosques y plantas del planeta. 

Prácticas sostenibles para la industria textil

Por esta razón, es importante que las empresas como la industria textil analicen y midan su impacto ambiental. Si tu negocio es parte de esta industria y deseas adoptar la sostenibilidad como parte de tu cultura interna, Texcope te brinda cuatro acciones responsables para ponerlas en práctica a continuación.

Uso de productos GRS. Este término se refiere a Global Recycled Standard. De esta forma se busca incentivar el empleo de materiales reciclados, que estén presentes durante todo el proceso de producción de todos los negocios relacionados con este rubro. Así, se reduce el impacto siendo menos perjudicial para el medio ambiente.

Transporte ecológico. Una gran alternativa es incorporar como movilidad corporativa autos híbridos. Al tener un motor eléctrico y uno de combustión, genera un ahorro notable de combustible y reduce las emisiones de gases contaminantes como el dióxido de carbono, a diferencia de los vehículos tradicionales.

Economía circular.  Cada vez más empresas adoptan este modelo económico, ya que es una fuente de ahorro y regulación. Su sistema se basa en reducir, reciclar y reutilizar, haciendo un uso eficiente de los recursos, evitando un número elevado de residuos y previniendo una escasez de materias primas. En el caso de la industria textil, se puede apostar por el reaprovechamiento de telas, así como la incorporación de tecnologías innovadoras para procesos más productivos.

Energías renovables. Como sabemos, este rubro genera un alto consumo de recursos, especialmente, de electricidad. Para lograr un cambio sostenible, una gran alternativa para este sector es la energía solar. A diferencia de la red tradicional, esta fuente de energía contribuye a una reducción considerable de costos y, sin duda, al cuidado del medio ambiente.

El cambio climático es una realidad, por lo que las empresas textiles tienen la responsabilidad de implementar una cultura eco amigable no solo por una cuestión de moda e imagen, sino para generar un impacto positivo para el rubro y el planeta mediante estrategias para dinamizar su actividad económica y hacerla cada vez más sostenible en el transcurso del tiempo.